domingo, 2 de octubre de 2016

Construye y no destruye

Muchas veces, decimos que protegemos a la naturaleza, pero, muy poca gente lo cumple, y eso no puede seguir así, hay que cambiarlo, no más 'lo hacemos así porque es lo mejor', de eso nada, lo hacemos para favorecernos a nosotros mismos, pero para los demás seres vivos no, que son los que más ayuda necesitan.


Cuando hablamos de los animales, primeramente nos los imaginamos como nuestros antepasados nos los describieron, seres sin pensamiento racional alguno, y que lo único que piensan es en matar o acabar con otras especies inferiores a ellos.
NO


Los animales no son de ese modo, ellos son seres magníficos que luchan cada minuto por sobrevivir, sólo que no han tenido la oportunidad de evolucionar como nosotros y poder convertirse en los seres dominantes del planeta, nuestro y su hogar.

Cuando somos niños, muchos pensábamos en gatos, perros, pájaros domesticados, etc., pero, nunca nos paramos en pensar en que ellos también tuvieron un pasado, cuando el hombre convivía en paz con la Naturaleza.

Pongamos algún ejemplo, que uno de los más apropiados para mí, sería el lobo (no puedo resistirme a esos fantásticos seres que hacen que la naturaleza tenga un equilibro):


Vuelvo a decir que, cuando éramos niños y nos hablaban de los lobos, todos pensábamos que era un animal muy peligroso y que mataba sin piedad a todo lo que se le ponía por delante, sin embargo, cuando vamos creciendo, poco a poco nos íbamos dando cuenta de que éste animal no es así, todo lo que hace, lo que a la mayoría de la gente piensa que es perjudicial para nosotros, el lobo lo hace porque tiene su derecho a vivir y conseguir que su prole continúe lo más vital posible, hasta que el fin del mundo acabe.



Nunca pensamos que el lobo es 'el padre' de los perros actuales, lo único que los diferencia son el nombre de científico, algunos rasgos que produjo la evolución para la supervivencia y alguna acción del hombre.

También hay que añadir que los lobos nunca matan por placer, sino por necesidad, comen cuando deben comer, duermen cuando deben dormir y se protegen cuando deben protegerse, ya sea para sí mismos o para proteger a los miembros de la manada o de sus cachorros.

Este vídeo muestra cómo un animal que vive en el bosque de forma salvaje, puede ser uno de los seres más cariñosos, amables y protectores del planeta, incluso más que el ser humano.





Aunque muchos hombres se den cuenta de los errores que han cometido, muchas veces, cuando se dan cuenta, YA ES DEMASIADO TARDE PARA ARREGLARLO, ya sea un lobo, elefante, león, canguro, caimán..., todos los animales tienen su derecho a vivir también.


PROTEGER Y NO MATAR SIN RAZÓN





2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con lo que dices y con tu visión de la vida. Sigue así . Ánimo. Vales mucho

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes razón, yo cuando era pequeña tenía mucho miedo a los lobos, me los imaginaba como seres gigantescos que se ocultaban en las sombras y que se comían a las niñas. Y es que yo, por aquél entonces, sólo había visto el lobo de caperucita de los cuentos y mira que era malo... Pero bueno de eso ya hace unos cuantos años, no te parece? Es hora de cambiar.

    ResponderEliminar

Los comentarios y aullidos nocturnos dan vida a este blog. Anímate a contarnos que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.